Comparten mis mimos

20 de febrero de 2011

EL CAFE DE LA ESQUINA (III)


viene de la entrada anterior

          El día se rindió a sus idas y venidas por el mundo de los sueños, estática frente al ordenador, rodeada de aquellos documentos que veía diariamente y que hoy parecían nubes difusas sobre la mesa. Apenas sus labios pudieron dibujar palabras al aire, que las llevara y diera significado a sus pensamientos. Quiso visualizar la imagen tantas veces como pudo, pero construyó miles de escenas distintas, representaciones de un quizás poco certero. Berta conseguía devolverla al suelo en contadas ocasiones, sus pupilas fijas a los segundos que emanaban del reloj que presidía la pared que la enfrentaba, la mantenían hipnotizada al tiempo.
          Bruno aligeraba en cada movimiento, la cabeza lo estaba torturando a preguntas, los remordimientos lo asediaban, y los recuerdos le vencían.
Lo juró tantas veces...,se lo repitió hasta la saciedad, y ahora, ¿acaso todo se le olvidó? Cuando Gabriela se fue, se prometió no volver a pasar por lo mismo, enamorarse era un error, se obnubilaba la mente y no actuaba con claridad, era preciso dar marcha atrás. Pero, ¿cómo explicarlo? No, no podría con ello por segunda vez, fue como morir en vida, dejar de creer,....comenzó a ahogarse y tuvo que salir a la calle. 
     -Demasiado tarde- pensó, al mirar el reloj que portaba en la muñeca de su mano izquierda, la suerte estaba echada, nuevamente pudo más su corazón que su cordura.
      Alina no había probado bocado en todo el día, era tanta la adrenalina que brotaba de su cuerpo, que apenas sintió como desfallecían sus fuerzas.¿Sería porque se acercaba la hora? 
    Berta le preparó un vaso con agua y azúcar al percibir el color que difuminaba su rostro.
      -¡Chica!, cualquiera diría que nunca has tenido una cita- recriminó Berta.
      -No, desde que .....- Alina quedó en silencio.
      -Sí, lo se, lo siento, no tenía que haberlo sacado a relucir, perdona Alina pero..., creo que va siendo hora que superes su pérdida. Pablo no va a volver y tú has dejado que te consuma la vida. Eres demasiado joven para renunciar al amor ¡ No, no y no! ¡Como si te tengo que llevar yo a rastras a esa cita!- le reprendió.
       -Ja,ja,ja,ja -rieron juntas.
    - De acuerdo, iré, pero si algo sale mal, tendrás que rescatarme del abismo donde voy a caer, te lo advierto - dijo a media sonrisa.
    - ¡Anda, anda! ¡No te hagas la melodramática ahora conmigo! Bien sabes que estaré aquí para todo cuanto necesites, en eso consiste el contrato de ser buenas amigas - río mientras la abrazaba.
       Bruno echó el cierre como cada tarde a las cinco, se incorporó, alisó su camisa y se colocó el cuello lentamente. Suspiró profundamente y dejó que sus pies tomaran dominio de su cuerpo, dejándose arrastrar por ellos hacia donde su mente los dirigía, un círculo sobre si mismo que lo enroscaba en sus indecisiones. Cruzó la calle sumido en sus pensamientos y avanzó por ella hasta el portal donde sabía trabajaba Alina.
      Ella, por su parte, se miró por última vez al espejo, retocó su sonrisa y se pregunto a si misma, pensativa, si aquello era lo correcto. Besó a Berta en la mejilla y bajó por las escaleras sin prisas. Al llegar al portal, pudo, a través del cristal translúcido de sus puertas, ver la silueta de un hombre que paseaba de un lado a otro de la misma. Tomó todo el aire que sus pulmones pudieron asimilar, lo expulsó pausadamente y caminó hacia la misma abriéndola de un tirón.
     Una sola mirada le bastó para saber que sus vidas quedarían unidas de por vida.
     - Hola Alina - saludó con dulzura.
     - Hola Bruno- contestó con emoción.
     -¿Damos un paseo? - preguntó Bruno sin dilación.
     - Claro, el día está estupendo y aún queda algo de sol - replicó.
        Bruno la tomó de la mano y juntos acompasaron el paso calle abajo, entre palabras y risas.    

24 comentarios:

MIMOSA dijo...

El resto lo dejaré a la imaginación que se vislumbra en cada lector.
Un abrazo a todos y gracias por vuestro apoyo a este relato, sin vosotros seguramente no lo hubiera continuado.
Miles de gracias y besos para todos.

黄清华 Wong Ching Wah dijo...

It is morning in Asia, nothing better then a good cup of coffee..

Isabel Alvarez dijo...

Bello relato, he ido leyendo de un tirón cada entrada, siempre esperando la siguiente. Enhorabuena, me ha gustado. Besitos.

escarcha dijo...

aaaaaaaaaaaaayyyyyyyyyyyyyyyyyyy me encantóóóó!!!!
una historia romántica como pocas y dulce como sólo vos podrías escribir.
:-(
me dejaste con ganas de más!
podrías haberla seguido hasta el primer beso, no?
;-)

HERMOSO RELATO MUJER, HERMOSO!!!

Uka. dijo...

Pues yo quiero imaginarme un final feliz,alejado de esos miedos y reparos lógicos.
Ya los veo parándose bajo un árbol del parque,bajo la tenue luz del sol que los ilumina,uniendo sus labios temblorosos de deseo.
¡Hala!
Preciosa historia.
Un besazo.

la reina del mambo dijo...

Bonita historia, muy romántica.
Un beso.

Paco Cuesta dijo...

El esfuerzo de ambos mereció la pena.

EL CAMINANTE Y SU SOMBRA dijo...

El sabor de lo logrado
Nos ciega, nos hace disfrutar del instante
Y soñar con un final lleno de perdices
Pero aunque en el futuro, incierto lógicamente
No lo fuera así, es lo que nos permite vivir
Ese darnos oportunidades de deleitar a sorbos
Ese cremoso café, lentamente y saboreándolo en cada
Soplo de bellas nebulosas…son como Mimos
Y nos hace pasar un placentero discurrir…

claudia dijo...

Como Bruno y Alina en ese "mundo raro" del encuentro,del que tantas veces se quiere dar marcha atrás,o se piensa què es lo "correcto",es buena esa frase, "te dejaste consumir la vida"... e la llevo para pensar. Besos

Asun dijo...

Pues yo me imagino un éxito de esta segunda oportunidad para ambos, porque nunca es tarde para el amor, porque ambos se merecen ser felices, y porque sí, porque quiero que así sea. :-)

Un beso enorme.

David Quintana dijo...

Esta historia tiene buena pinta.

Un abrazo.

Prudencio Hernández Jr dijo...

Buen final..par un buen comienzo..Las segundas oportunidades no son buenas creo..pero hay caso y casos..pero esperemos que si...uffff me costó leerte todo..no soy de leer mucho cosas largas en los blog..concientemente los manejo como de pocas palabras y mucho decir....pero lo hice..solo dios sabe lo qeu me costo..jajaja..tienes una prosa clara..fuerte..sabes lo que quieres..relatos asi dan ganas de seguir leyendote otros..
Besos desde mi sur..ya con pizcas de otoño

Gara dijo...

Un relato muy tierno y romántico con final féliz.

"Cogidos de la mano pasean nerviosos y felices por la Avenida Marítima contemplando las olas del mar rompiendo en la orilla ..."

Un abrazo, guapa

Ana Galindo dijo...

Uyuyuyuyu.....hermoso comienzo. Hay que vencer los miedos con el sonido de los latidos que asoman desde nuestro interior.

Me gusta ese tinte esperanzador, sin cerrar puertas, y sin preveer acontecimientos funestos. Así se llega al amor.

Un beso preciosa.

iglesiasoviedo dijo...

Me encantan las historias que acaban bien como esta, entre palabras y risas.
Me ha gustado en relato, el ritmo que has mantenido en los tres episodios.
Y fueron felices, esta oportunidad no la dejaron escapar.
Un abrazo.

Leovi dijo...

Es increíble el poder que puede tener una mirada. Hay miradas que pueden transformar todas las reacciones químicas que se están produciendo en nuestro cuerpo en tan solo un segundo. Besos.

Juanjo dijo...

Un final feliz....se agradece....ya hay demasiados finales tristes
Besos

La Zarzamora dijo...

La vida ya tiene demasiados finales infelices, yo me imaginaré que todo les salió bien. Todo lo que empieza en un café no puede salir mal ;)

Besos, Mimosa y gracias por terminarlo.

Lola Mariné dijo...

Bueno, que no tenga 4ª parte, jeje, vamos a dejarlo en en final feliz, no sea que acaben divorciandose.
Besos

Myriam dijo...

¡Cómo asusta la primera cita....! Vamos a ver que pasa con ellos.

Un beso

disancor dijo...

Leo despacio la entrada actual y espero con impaciencia la siguiente. Encantador relato.
Un beso.

Malena dijo...

Siempre esperaré el próximo relato q recibiré emocionada como sólo alguien puede recibir de alguien a quien quiere y aprecia mucho...

Eres especial, amiga: Tus relatos, tb!

Gracias POR SER!

Male.

lidia dijo...

MIMOSA, PRECIOSO! ME ENCANTÓ!
TE DEJO UN POEMAunes 21 de febrero de 2011
CANCION CUATRO

Todo el día te miro
Y al mirarte no pienso.
Te siento.
Al sentirte me asusto
De esa larga mano
Que me arranca los pechos.
Yo no quiero pensarte,
Ni mirarte, ni verte,
Ni sentirte, ni amarte,
Ni tenerte.
Solo hablarte,
Y mi forma de hablarte
Se reduce a un silencio.
Ese silencio es tuyo
Como es mía tu ausencia.
Que regalo tan feo!
Una triste disputa
Que se reduce a cien besos.
Todo el día te miro
Y esa mano se agranda
Y te siento en mi cuerpo.
Mi cuerpo es muy chico,
Pero tengo caballos
Que salen por mis poros
Y se hacen tan ciertos.
Viene galopando lunas
Un deseo en el viento
Y penetra en mi oído
Tu voz que es un ronquido.
Que me importa tu ausencia,
Si te siento tan mío.
Que me importa el silencio
Si me hablas sin ruidos.
He querido llegarte
Pero se que no llego
Porque cada medida
Tiene un patrón que es cierto.
No se puede tenerte.
No te tengo.
Yo no se si esta mano.
Que siento,
Es la tuya o tu imagen.
Que me importa el silencio.
No te puedo tener
Y te tengo.
lidia-la escriba imagen de la red
este poema, ha sido publicado en uno de los tantos libros,mios
CON TODO MI CARIÑO
LIDIA-LA ESCRIBA BESOS

Mª Carmen dijo...

Menos mal que con final feliz porque me quedaba la duda de que Bruno con su timidez y duda no terminara de dar el paso y ella se cambiara de bar para tomar el café,jaja menos mal que no. Me encantó.Espero que nos deleite con otra historia.Besitos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...