Comparten mis mimos

12 de agosto de 2010

RECUERDOS DE AYER

  
Este tremendo calor sofocante que no nos deja ni respirar, abate cualquier intento de movimiento que pretendo reiniciar, cierro los ojos y me dejo llevar, volando entre recuerdos. 
Recuerdos de una niñez olvidados tras la retina del tiempo.
Y viajo entre ellos, y rebusco y encuentro y me paro y lo vivo de nuevo.
Abro lo ojos y ahí estoy. Sentada en la noche, dejándome refrescar por la brisa que trasnocha entre mares de calimas, en pleno mes de enero, sin poder entender como podía ser verano en invierno, calor en el frío. Estamos al otro lado del mundo,me decía mi padre y yo me veía caer, ¿cómo podíamos caminar igual si estaba el mundo al revés?  
El hotel estaba cruzando la plaza del obelisco. Los días tan calurosos, invitaban a sertarnos en la misma, a la caída del sol.
Mientras mis padres decidían que ruta hacer mañana, mi hermana y  yo, escudriñábamos entre los surcos de cada uno de los emblemas de los diferentes países, los observábamos correr al ver como se acercaban  nuestras manos.
Al principio, sólo miraba, me daban miedo, las últimas noches los cogía y hasta llegué a ponerlos en fila con la intención de hacer carreras entre los míos y los de ella. Eran enormes, grandes escarabajos negros que se refugiaban en los escudos de armas que visitábamos una y otra vez.
Repasábamos cada uno de ellos como si quisiéramos aprendernos cada recoveco, cada palmo, fotografiando y registrando cada imagen en el cerebro, por si no los volvíamos a ver.
Y así es, hasta hoy no abrí el archivo que tan cuidadosamente custodié, dormitando en la biblioteca de los recuerdos de mi niñez.

8 comentarios:

Musaraña dijo...

Recuerdos de infancia, secretos escondidos de la luz de la memoria, historias calladas de algodón y miel....

Dulce y tierno escrito :)

Ana Galindo dijo...

Parte de la reconstrucción de nuestra realidad consiste a veces en ordenar esos momentos aislados de nuestra infancia. Entonces es como si viéramos todo más claro, o tal vez con más serenidad.

Me sigue encantando las imágenes que evocan tu prosa.

¡Yo también me quedo en tu blog!
Abrazos, Ana

Malena dijo...

Hay un pequeño lugar secreto, en el fondo de nuestra alma, q guarda estos secretos.. De vez en cuando afloran, pq tenemos la llave de la nostalgia, q les hace revivir de nuevo.. Ay!, mi niña.. Q lujo q los compartas con nosotr@s!
Te envío shibumis de luz y vida, envueltos en luna de seda,
y Momentos Dulces para este fín de semana..

Gracias.. por SER!

Tu amiga,

Malena

Alexander dijo...

Si encuentras un recuerdo y decides transmitirlo, ese recuerdo deja de ser tuyo para volverse de todos.
Narras con simpatia y maestria.
Un abrazo.

MIMOSA dijo...

Musaraña, hola, hola, hola, besos, besos, miles de besos. Me alegra tenerte por aquí de nuevo.
Gracias.:)

Mi querida Ana, enterramos ciegamente los recuerdos,sin pensar que de ellos estamos hechos, que ordenándolos como bien dices, formamos la base, el principio del todo, fueron momentos vividos que hicieron ser, que somos, que seremos.
Me encanta que te quedes.
Besos, abrazos y un manojito de ternura.

Hay Malena, miedo me da, no creas, a veces pienso que no debería ser libro abierto. Eso me hace recordar que no podía colarle ni una mentirijilla a mi madre, siempre me decía,"los ojos no mienten, son el espejo del alma, como un libro abierto"; y ¡me cachis! Por esos debe ser que soy.
Miles de besos plagados de mimos.

MIMOSA dijo...

Alexander, es cierto, lo hago vuestro, así como mis pensamientos, revivirlo y compartirlo es darle como ese lugar merecido que no le día en su momento.
Un abrazo grande para ti

Ignacio Santana dijo...

Hola Ana!!!...creo que es tu nombre, aunque Mimosa no está nada mal, muchas gracias por haber visitado mi blog, es todo un honor para mi, de verdad...y sobre todo al ver que eres una isleña como yo...de esta querida tierra canaria!!!

He podido conocer tu trabajo al contactar conmigo...eres muy especial y escribes muy bien...gracias por compartir tan bonitas palabras llenas de sentimiento!!!

Un gran abrazo!!! ;)

MIMOSA dijo...

Ja,ja,ja, Ignacio te contesto mejor directamente en tu blog.
Me ha gustado ese intento de sonsacarme el nombre,ja,ja,ja.
Gracias por visitarme y por darle una sonrisa a esta noche, quédate hoy, quédate más, cuanto quieras.
Besos llenos de ternura.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...