Comparten mis mimos

11 de octubre de 2011

ESOS LOBOS VESTIDOS DE CORDEROS


Aun hoy y después de tanto tiempo,... pensamos,... creemos, que situándonos en medio de la manada estaremos más protegidos, que si nos mezclamos bien, pasaremos desapercibidos,.... pero aun hoy,...... no hemos entendido, que entre medio, ocultos y sigilosos, están ellos, esos LOBOS VESTIDOS DE CORDEROS.............
Nos acechan, discretamente toman nota de cada movimiento, calculando al milímetro las posibles vías de escape a campo abierto, donde indudablemente, se vería limitada su precisión de ataque. Instan pues al reagrupamiento, con apenas aire circundante que respirar, donde gire uno, gire otro, todos giren hacia un mismo lugar............Y te ahogas, te falta el aire, y vas abriendo camino hacia los extremos, buscando aliento, y sus ojos se encienden y te persiguen, y te taladran la espalda,........y sientes el fuego mientras aceleras el paso,..............entonces......te detienes.......la propia angustia te para.........observas.......las súplicas de quienes te rodean........las voces que no callan.........el miedo..........avanzaste un palmo, ya no estás en el centro pero sigues creyéndote arropado, a salvo. 
Pero no es cierto, ahora serás más observado, el punto de mira, el blanco;.....y el miedo crecerá también en ellos..........en esos LOBOS VESTIDOS DE CORDEROS......porque oyen y sienten.....tu voz interior.........entonces sabes que ............
Ya queda menos para correr a campo abierto.

23 comentarios:

Spaghetti dijo...

A veces se debe confiar más en los lobos que en los corderos. No hay nada más alienante que seguir en el rebaño, sin saber a donde vamos ni por qué. El lobo sabe lo que quiere.
ñam, ñam.
bsosss mimosa.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

El enemigo siempre está más cerca de lo que pensamos.

andré de ártabro dijo...

Todo muchas veces está en la luz que reciben tus ojos; aquí en Galicia hay una hora que llamamos de lubicán en que la falta de luz distorsiona la sombras y no sabemos si son lobos o son canes.
A veces te angustias, la propia angustia deforma realidad y "ya ves tú" parecía lobo y era cordero .
Aveces la huida no deja ver lo que corre a tu lado.no siempre son lobos vestidos de corderos
Un beso

Miguel de la T.P. dijo...

SOY AMIGO NO TE ASUSTES,PASE A VISITARTE.

Pluma Roja dijo...

Prefiero al lobo porque me podré defender, pero el lobo disfrazado, no sabrás en qué momento te tira la tarascada.

Siempre he dicho que:"El hombre es el lobo del hombre".

Besos Mimosita.

Asun dijo...

En medio de la manada nos aborregamos, y acabamos haciendo lo que hace el resto, no lo que realmente sentimos. Puede que aparentemente la manada nos proteja, pero sólo aparentemente.

Una vez que te desmarcas, ya sólo queda el camino hacia delante, sin mirar atrás, y cuando el miedo aceche acordarse del estribillo de la canción:

WHEN THERE´S NO ONE ELSE
LOOK INSIDE YOURSELF
LIKE YOUR OLDEST FRIEND
JUST TRUST THE VOICE WITHIN
THEN YOU´LL FIND THE STRENGTH
THAT WILL GUIDE YOUR WAY
IF YOU WILL LEARN TO BEGIN
TO TRUST THE VOICE WITHIN


Un beso muy grande, querida amiga.

escarcha dijo...

me ha sorprendido este texto! es asfixiando la sensación de angustia que agobia.
no les temas, párate frente a ellos y mírales a los ojos... luego ellos te temerán a vos.

un abrazo enorme amiga

claudia dijo...

Los disfraces siempre son peligrosos, no sólo para el que forma parte de la manada sino también para los intrusos, Como bien lo decís "el miedo crecerá también en ellos"... Abrazos amiga.

Bee Borjas dijo...

Desde pequeña supe que mi naturaleza indómita me impedía seguir al rebaño. Siempre sentía que estaba fuera de lugar. Con el tiempo comprendí que "uno sólo es lo que es y anda siempre con lo puesto" (parafraseando a mi admirado Serrat)
Elegir el propio camino no es fácil. Las manadas le temen al que piensa diferente y también estás en la mira de los "lobos"
Pero como la fábula del Patito Feo, aposté a ser yo misma, a defender mis convicciones y a quizás algún día convertirme en un bello cisne... ;)
Mira todo lo que me has permitido reflexionar, Mimicha!
Gracias con el corazón por tus palabras en mi blog y por contar con tu fenomenal amistad!
Miles de besos, Mimi!!!

La Zarzamora dijo...

Cada vez son más esos lobos, visten las mentiras disfrazadas de verdades, se cuelan en todas partes. Yo creo en mi manada, y me arropo a ella. No somos muchos, apenas unos cuantos, pero no le damos cabida a ningún lobo disfrazado de cordero.
Ellos también tienen miedo, por eso no dan nunca la cara y se parapetan tras ese disfraz.

Besos, Mimosa.

Marinel dijo...

Hay que estar con la manada,pero para salir todos detrás de los lobos hacerles saber del miedo,de la incertidumbre,del desespero y ahogo al que nos tienen sometidos.
Besos.

angelcifu dijo...

líbrenos la manada de lobos hambrientos, librenos el pensamiento individual del solidario desconcierto, líbrenos el sueño de tanta realidad que se amontona en el universo...salgamos al amor, eso si a campo abierto.

Leovi dijo...

Sí, lo has expresado maravillosamente bien. Ese tipo de lobos existe y son los más peligrosos porque es difícil verlos venir y son los que más daño hacen. Besos.

Felisa y Ernesto dijo...

Mimosa,¿y si eran los corderos los que te acosaban?...es que como son tantos ahí en la foto...
El lobo este me ha hecho reir ahí con cu tupé de oveja, no le favorece nada nadita...

bueno, estupendo post y reflexión como siempre..., pero realmente creo que a estos disfrazados y acosadores de los que hablan siempre se los acaba descubriendo así de clarito como al de la foto...
Beso grande.
Felisa

Lola Mariné dijo...

Hay muchos lobos vestidos de cordero. Lo sabemos, pero aun así, a veces logran engañarnos...
Besos

Estela dijo...

Ufffffffff ahí has dado en lo más certero.... este tema musical me ha llevado a un momento de mi vida donde toque el más profundo fondo... y gracias a esta canción pude ayudarme a salir... ahora al escucharla se me ha estremecido todo el cuerpo...

Desde aquí mi más sincero y afectuoso abrazo pequeña ^.^ FUERZA Y PUEDES CON TODO...!!!

David C. dijo...

Gran verdad de la vida.

Mª Carmen dijo...

Cuando sales de la manada te dás cuenta de que el peligro estaba dentro porque fuera al menos decides tu mismo aunque puedas equivocarte.Abrazos.

Abejita de la Vega dijo...

Últimamente veo muchos de esos, pero los veo como lobos, han perdido el disfraz de corderos. Asoman la pataza peluda por debajo de la puerta.

Besos mimosos

Estela dijo...

Tienes un premio en mi blog, ven a recogerlo es todo tuyo ^.^


Besos....!!!!

Prudencio Hernández Jr dijo...

Es muy atemorizante para las ovejas que están dentro del rodeo.. empezar a pensar que pueden asomar la nariz fuera del corral... imagínate lo aterrorizante que es "dar el primer paso para salir de él"..ser paciente y en lugar de amenazarlas o decirles que están ciegas.. baila.. canta..desnúdate.. sé felíz "afuera" y muestra lo hermoso que es estar fuera del corral...los lobos vestidos de oveja tarde o temprano saldrán transquilados... además se le reconocen por los cuernos largos..o sean son cornudos..jaja
Besos desde mi sur primaveral..

Paco Cuesta dijo...

Quizá, algún día la manada sacuda su modorra. (Aprovecho la entrada de Pancho)

Myriam dijo...

Cuidémonos los unos a los otros y agudicemos los sentidos para detectar a los lobos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...